• ¿Qué es Luna y Lyra?

    Luna y Lyra es una alternativa para las personas que quieren elegir una cosmética natural y efectiva con productos de calidad. Es un comercio de cosmética natural ecológica, libre de tóxicos, cuenta con productos de extraordinaria calidad con alto porcentaje de ingredientes Bio, productos aceptados por todo tipo de pieles incluso las más sensibles, productos con formulaciones que integran salud, belleza, bienestar y ecología. Se trabaja principalmente con marcas líderes españolas y con experiencia en el sector. Formulaciones fabricadas con principios éticos y valores que dan respuesta a las verdaderas necesidades de la piel.

    Nace en abril 2017, tras un intenso trabajo de más de un año en la orientación de misión, visión y valores de este proyecto y estableciendo criterios para la selección de productos y marcas, llevando a cabo un estudio pormenorizado de la calidad de las materias primas que deben contener los productos y de los tóxicos que no se admiten en los productos que se comercializan en Luna y Lyra.

    Luna y Lyra es un proyecto que nace de la visión de la importancia que tiene la salud integral para aportar su grano de arena a una sociedad más sana y consciente.

    Su misión es fomentar la prestación de servicios y un comercio que apueste por la calidad y salud del ser humano, basado en una comercialización de productos y servicios saludables a nivel físico y emocional.

  • ¿Cómo se hace la selección de productos de Luna y Lyra?

    Todos los productos han sido seleccionados tras una rigurosa investigación, búsqueda y lectura de sus ingredientes, incluso los productos más económicos, buscando una relación calidad precio equilibrada.

    Primera criba: Se consulta el INCI, que no contenga tóxicos y si cuenta con algún certificado homologado.

    Segunda criba: Se consultan el orden en el que se encuentran los aceites esenciales en el producto y se define para que tipo de piel es apropiado el producto.

    Tercera criba: Se tiene en cuenta el contenido de aceites esenciales que pueden ser fotosensibles, los que tienen más riesgo de alergia, o los que son calmantes para pieles atópicas, reactivas o con rosáceas.

    Cuarta criba: Se comprueba que el precio vaya en sintonía con la calidad del producto (pureza en porcentaje ecológico que lleva, espesantes o rellenos que se encuentran en el producto).

    Quinta criba: Solo queda comprar productos y probarlos en la piel antes de implantar la marca, conocer olores, sensaciones y texturas, y ver la eficiencia de los productos, esto ayuda a dar más precisión para ver que pieles se pueden beneficiar de cada producto. La enorme sorpresa llega cuando justo antes de implantar la marca buscas información sobre la filosofía de la marca a implantar y entre sus valores se encuentran la honestidad, colaboraciones con ONGS, asociaciones, y organismos que defienden un tejido empresarial honesto de verdad, con compromiso social y humano de verdad, es en estos momentos cuando sientes alegría y gratificación por dar a conocer estos fantásticos productos.

  • Razones para comprar en Luna y Lyra

    • Por la continua formación del equipo de Luna y Lyra y su enfoque hacia la salud.
    • Por el meticuloso proceso de selección de productos.
    • Porque hay productos tolerables para pieles específicas (cuperosis, rosáceas, SQM, reactivas, atópicas..)
    • Porque se trabajan tanto con firmas nacionales e internacionales y con experiencia consolidada en el sector. Las firmas nacionales con las que trabajaremos principalmente nos permiten solventar dudas sobre el producto de forma rápida y directa y obtener una muy buena relación calidad-precio. Las firmas internacionales nos permitirá tener una variedad más amplia de materias primas en nuestros productos. Serán marcas que aunque te resulten desconocidas te sorprenderán de forma muy grata.
    • El contacto directo con las personas maravillosas que pasan por la tienda nos dan una información muy valiosa para la selección de productos, con sus opiniones comprendemos las necesidades de cada piel, gustos, preferencias, etc.
    • Por la atención al cliente tan personalizada y cercana que proporcionamos, se abren distintas vías de contacto para resolver las dudas.
    • Con tus pedidos recibirás muestras que vayan ajustándose a tus necesidades.
    • Por su visión, misión y valores
  • ¿Qué es la cosmética ecológica, orgánica o Bio?

    Cosmética ecológica es lo mismo que orgánica o Bio. La biocosmética es una filosofía de vida que apuesta por formulaciones en equilibrio perfecto entre ciencia y botánica para cuidar el cuerpo y la mente. La base de las formulaciones son las esencias y extractos de plantas medicinales, aceites vegetales y esenciales y ceras vegetales. Estando los productos libres de sustancias tóxicas.

    La naturaleza y sus activos puede ayudar eficazmente a nuestro organismo a mantener su equilibrio y a recargarse de salud y energía vital, al tiempo que rejuvenece nuestra piel.

    Las moléculas de los aceites esenciales les permiten entrar fácil en la piel para que esta pueda aprovechar todos sus beneficios propiedades destoxificantes, relajantes, energizantes, etc. Los activos vegetales bio solo aportan a la piel lo que esta necesita, porque la piel posee sus propias fuerzas vitales para mantenerse y regenerarse, restableciendo su equilibrio natural.

    Respecto al envase de la cosmética Bio, la calidad y la eficacia de los cosméticos depende en parte del envase que los contiene. Ya que los aceites esenciales son vulnerables a los rayos solares. Para esto lo mejor es conservarlos en cristal opaco y especialmente el violet glass.

  • ¿Cómo se lee el INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos), este código es internacional y se ordena de mayor a menor concentración?

    Saber leer un INCI te da exactitud de la calidad que lleva el producto y de lo acorde que puede ser el precio en función a su calidad. Sobre todo cuando cae en tus manos un producto no certificado, que en ocasiones puede tener calidad pero no puede hacer frente al coste de certificar.

    Los ingredientes se escriben en la llamada Nomenclatura INCI, (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos).

    - Los nombres de las sustancias utilizadas en el producto deben aparecer en inglés o en latín cuando se trata de plantas, caso en el que se utiliza el nombre científico de la especie. Aparte, cada fabricante puede añadir los idiomas que quiera, ya de forma voluntaria.

    - El orden de aparición en el listado responde a la siguiente regla: los ingredientes se ordenan según el porcentaje de presencia en la formulación, de mayor a menor. De forma que los ingredientes que se hayan utilizado en mayor cantidad aparecen primero.

    - Todos los ingredientes deben aparecer reflejados en el listado oficial que la Unión Europea actualiza frecuentemente, y se debe utilizar esa misma nomenclatura.

    - En el caso de la cosmética ecológica nos encontramos con la presencia de los asteriscos:
    (*) Un asterisco quiere decir que el ingrediente es ecológico.
    (**) Dos asteriscos quiere decir que el ingrediente es una sustancia generada de forma natural en el proceso de obtención de los aceites esenciales ecológicos utilizados en el producto.

    - El sello certificador, en caso de cosmética ecológica, también debe aparecer visible en el envase o embalaje de cada producto, junto al INCI.

  • ¿Qué diferencia hay entre cosmética convencional y cosmética ecológica?

    CONVENCIONAL

    ECOLÓGICA

    Fase acuosa

    Agua

    Agua, aguas florales

    Fase oleosa

    Siliconas, aceites minerales de la industria petroquímica (parafina, vaselina…) NO BIODEGRADABLES

    Aceites vegetales, mantecas vegetales, ceras vegetales. BIODEGRADABLES

    Activos

    Sintéticos o naturales

    Extractos de plantas o frutas

    Emulsificantes

    Origen sintético como PEG's o PPG's

    Origen natural, como alcoholes cerosos, lecitina, caolín

    Texturizantes

    Polímeros sintéticos, EDTA

    Gomas vegetales, glicerina vegetal

    Tensioactivos

    Aniónicos (SLS, SSL…)

    Glucósidos, derivados del coco

    Conservantes

    Parabenes, fenoxietanol, formaldehído (liberadores)…

    Origen natural, vitaminas, aceites esenciales…

    Colorantes

    Sintéticos

    Pigmentos minerales y vegetales

    Perfumes

    Sintéticos o naturales

    A partir de aceites esenciales

    Beneficios

    Piel muy seca y apagada

    Piel saludable, hidratada

    Efecto

    Resultados aparentes e ineficaces

    Resultados eficaces

    ¿Es natural?

    Minimante es marketing

    Si, y certificado

    Testada animales

    Si, ingredientes tóxicos

    No, ingredientes inocuos

  • ¿Qué tóxicos son los más frecuentes en la cosmética y no encontrarás en nuestros productos, Cuáles son las consecuencias de usarlos, Por qué se permite su uso si son perjudiciales para la salud?

    La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y usamos productos de cuidado personal a diario (gel de ducha, cremas hidratantes, champú, desodorante, dentífrico,...) con ingredientes químicos dañinos, que se inhalan, ingieren o absorben por la piel pasando al torrente sanguíneo.

    Principales productos a evitar y las posibles consecuencias de su uso:

    Parabenos

    Actúan como conservantes. Alargan la duración del producto y son muy económicos.

    Se encuentran con el sufijo –paraben, los más importantes: Buthylparaben, Propylparaben, Isopropylparaben, isobutylparaben, phenylparaben..

    Ingredientes Etoxilados

    Son emulgentes. Lo que hacen es eliminar la barrera natural de nuestra piel, la que nos protege frente agresiones externas, lo que la hace más vulnerable y receptiva a la entrada de otros ingredientes tóxicos. Se obtienen de sustancias como el óxido de etileno.

    Los encontrarás con el sufijo –ETH o con el prefijo PEG- seguido de un número

    Derivados del petróleo

    Es un conjunto de hidrocarburos derivados del petróleo, económico y crea una capa impermeable en la piel, da aspecto de suavidad y tersura. En general se suelen encontrar como ingrediente principal. Es como plástico impide la respiración de la piel. Taponan los poros, favorecen la deshidratación y aceleran la formación de arrugas. Son la parafina líquida o los aceites minerales.

    Los encontrarás con los siguientes nombres: vaselinas, mineral oil, paraffinum, paraffinum liquidum, petrolatum, siliconas, dimethicone.. entre otros.

    Ftalatos

    Se utilizan como disolventes o suavizantes. Sustancias químicas que alteran el sistema hormonal, son los denominados disruptores endocrinos. Afectan a la reproducción masculina, provocan daños en el ADN.

    Los encontrarás con los siguientes nombres: DEP (diethylftalato), DBP (dibutylftalato), BEHP (diethylexylftalato), BBP (butilbenziftalato), DUP (diunddecilftalato).

    Formaldehído

    Se utiliza como conservante. Esta declarado cancerígeno por la OMS, se sustituye por otras sustancias que lo liberan como Quaternium 15 (sal de amonio cuaternario), diazolidinyurea, bronopol, bronosol, polyoxymethylene urea(si solo aperece la palabra urea, es inocua) y en sustancias con las letras DM, DMDM, DMHF

    Aminas

    Altamente alergénicos. Usados para corregir el pH. Si se combinan con nitratos, forman las temidas nitrosamidas, consideradas cancerígenas.

    Las encontrarás con los sufijos –amina o bajo las siglas DEA, MEA, TEA

    Aluminio

    Disruptor endocrino, relacionanado con el cáncer de mama.

    Lo encontrarás como aluminium, chlorhidrato de aluminio.

    Por qué se usan si son perjudiciales para la salud:

    Los parabenos, parafinas o PEG's son ingredientes muy baratos. Se justifican con la explicación de que no superan el máximo permitido por ley. El problema es cuando demasiadas sustancias se encuentran concentradas en un mismo producto y a eso se le suma la cantidad de productos de higiene y cosmética que se usan al día, aunque su uso cumpla con la ley nuestro organismo acumula las suficientes sustancias como para generar problemas de salud. Además de la combinación de sustancias hace que se potencie la toxicidad.

  • ¿Es lo mismo natural que ecológico? ¿Qué es el lavado verde o greenwashing? Principales certificadoras de la Unión Europea.

    No es lo mismo. El término "natural" no tiene ninguna regulación, ni normativa alguna que diga cuando un producto es natural. Cualquier cosa puede ser natural si le pone un mínimo ridículo de una planta. La cosmética ecológica, para ser certificada tiene una regulación.

    El término greenwashing o lavado verde: hace referencia a la acciones de marketing o relaciones públicas de marcas o compañías que promueven una engañosa percepción de que sus políticas y productos son naturales y amigables para el medioambiente.

    Es muy frecuente usar el marketing para vender como productos naturales, productos cuyas formulaciones están repletas de ingredientes tóxicos. Destacando la palabra "natural" e incluso inventando sus propios sellos bio, sin reconocimiento ni control alguno.

    La razón por las que las empresas practican el lavado verde con impunidad se debe a que la Unión Europea carece de regulación (debido al lobby de la cosmética). Esto hace que palabras como natural, bio, ecológico u orgánico vendan pero con falta de rigor y ética ya que el porcentaje que se encuentra en demasiados productos apenas es el 1% y usan estas palabras.

    Ni que decir tiene en la práctica del lavado verde, como juegan con nuestro cerebro para que asociemos que el aloe vera es verde (cuando en realidad tiene un color marfil suave), la rosa mosqueta es rosa (cuando realmente es amarillo suave), el aceite de eucalipto es verde (cuando en realidad es amarillo suave al igual que el de naranja o limón) y el aceite de limón es amarillo y el de naranja como su propio nombre indica.

    El marketing está tan estudiado y trabajado junto al comportamiento de nuestro cerebro que si vemos un aceite rosa mosqueta puro y ético (como me gusta llamarle) y un aceite de rosa mosqueta mezclado con parafina y rosa (un fraude para el consumidor), nuestro cerebro nos impulsa a elegir el de color rosa si no imponemos un criterio racional.

    Franquicias repletas de verde, imágenes florales y frutales en la decoración de sus puntos de venta es una buena estrategia para que el consumidor ya no cuestione nada, aunque en sus productos vayan colores y olores más intensos que lo propio natural.

    Saben de sobra que para vender sus productos de baja calidad natural y con tóxicos y que el consumidor no lea el INCI solo tienen que potenciar en primera línea del packing aceites de frutas y semillas que mínimamente llevan e imágenes que aluden a la naturaleza y un envoltorio de papel kraft, un compromiso con comercio justo, la lucha contra el cáncer, etc.

    Principales certificadoras de la Unión Europea: Debido a la falta de legislación sobre productos ecológicos y naturales, la regulación procede de empresas certificadoras privadas.

    Ecocert, Francia.

    Cosmebio, Francia. No certifica, se pueden adherir a él las empresas certificadas por otros organismos. Diferencia entre cosmética biológica y ecológica y el porcentaje de productos eco o naturales que contiene.

    Soil Association, Inglaterra. Con dos tipos de sellos, uno con el 95%  de ingredientes orgánicos y otro con entre el 70 y el 95% de ingredientes orgánicos.

    BDIH, Alemania.

    ICEA,  Instituto para la Certificación Ética y Ambiental, Italia.

    Natrue, belga. No certifica, sino que las empresas que lo tengan han de seguir unos criterios y cumplir unas auditorías. Diferencia sus productos con tres niveles. Cosmética natural, cosmética natural con ingredientes ecológicos y cosmética ecológica.

    Demeter, alemana. Para poder tener este sello, los ingredientes han de cumplir unas normas muy estrictas y pasan a ser llamados ingredientes biodinámicos o Demeter. Distingue también tres niveles, el más bajo, no permite usar el sello en sus productos. En los otros dos, al menos el 66% han de ser ingredientes Demeter y el más alto, el 90% han de ser Demeter.

    Bio Inspecta, es la entidad de certificación para la norma BioVidaSana. La calidad profesional y el prestigio de bio.inspecta están ampliamente reconocidos por el mercado internacional y en especial en Europa.

    Ecoplus, es un reconocimiento para las empresas certificadas BioVidaSana que tengan más del 80% de sus productos en la Categoría I (ecológica).

    Ecolabel, indica que el producto es respetuoso con el medio ambiente, pero no implica que su formulación sea ecológica, se suele ver en productos de limpieza.

  • ¿Cómo sé que productos son los más adecuados para mí?

    Solo tienes que contactar con nosotros en el formulario que aparece en internet y se responderá lo más rápido posible e incluso contactaríamos contigo vía telefónica si lo considerásemos necesario para alguna aclaración. Tendrías que indicar si eres habitual de la cosmética Bio o de lo contrario si comienzas a usarla, ten en cuenta que la piel y el cabello pasan por un proceso de desintoxicación, y al principio puede incluso que sientas rechazo, pasados unos meses agradecerás las sensaciones de tu piel con la cosmética Bio, y pensarás ¿por qué no la conocí antes?

  • ¿Es buena la cosmética ecológica para pieles reactivas o dermatitis atópicas?

    Es bastante adecuada. En la cosmética orgánica no existen sustancias químicas y agresivas como en la convencional tipo parabenos o perfumes. La cosmética verdaderamente natural es mucho más respetuosa con la piel. Otra cosa diferente es que además de piel reactiva se tenga alergia a alguna planta o fruto, en este caso se deben evitar los productos que la contengan. Respecto a la dermatitis hay aceites y mantecas muy apropiadas para las zonas propensas.

  • ¿Qué debo tener en cuenta si uso uno de estos productos por primera vez o tengo alergias alimentarias o al látex?

    Es recomendado que cuando uses un producto por primera vez, principalmente si tienes piel reactiva, apliques una pequeña cantidad de producto en una zona poco visible, como en el pliegue del codo, si en las horas posteriores observas enrojecimiento u otros signos de reacción no uses el producto y para retirar el producto que has puesto, si es de base oleosa, no uses agua, retíralo con otro aceite que toleres (oliva o almendras).

    En el caso de alergias alimentarias, no deberías usar productos que contengan esos alérgenos. Si tienes intolerancia a los frutos secos debes tener en cuenta que muchos productos están fabricados con sus aceites. Deberías evitar el uso de estos. De hacer uso deberías testar antes en una zona pequeña. Igualmente si fueses alérgico a productos naturales como por ejemplo el aloe vera.

    En caso de alergia al látex, debes de tener cuidado con los productos que llevan manteca de karité, en especial cuando hablamos de manteca de karité pura, debes hacer una prueba en una pequeña parte del cuerpo.

    En caso de que muestres rechazo por algún producto consulta con tu punto de venta, y en caso de necesidad de acudir a tu médico hazlo sin miedo, recuerda que la sanidad es pública y la pagamos con los impuestos, la elección de uso de una cosmética natural más saludable no es un impedimento para que acudas a tu centro de salud por tener una reacción alérgica al componente de un producto natural, que probablemente no conocieses porque no lo habías usado antes. Igualmente que la alergia a un componente no te haga rechazar el resto de maravillosas materias primas naturales. Puedes tener alergia a algún componente, pero no vas a ser intolerante al abanico tan amplio de materias primas naturales, e incluso puede ser que si se usa poca cantidad según su posición en el INCI lo toleres.

  • ¿Qué aceites debo evitar si estoy embarazada?

    No se recomienda el uso en embarazadas de ciertos aceites esenciales, teniendo en cuenta que siempre se trata de aplicaciones directas o inhalaciones de los aceites puros en dosis altas. Realmente las embarazadas pueden usar prácticamente todos los cosméticos naturales. Si optamos por la cosmética natural con formulaciones profesionales procedentes de marcas con experiencia no hay que tener miedo.

    Con la lectura del INCI puedes comprobar si la cantidad es mínima o si forma parte de la base del producto. Si está de los primeros, convendría evitarlos. Los aceites esenciales más frecuentes a evitar serian:

    Salvia officinalis ssp officinalis (salvia oficinal)
    Cedrus atlantica (cedro del Atlas)
    Rosmarinus officinalis
    Hyssopus officinalis ssp officinalis (hisopo oficinal)
    Mentha x piperita (menta piperita)
    Eugenia caryophyllus (clavo)
    Cinnamomum verum corteza (canela)
    Cymbopogon martinii var. motia (palmarosa)
    Thymus vulgaris (tomillo)

  • ¿La cosmética convencional es más eficaz que la cosmética ecológica?

    Seria todo lo contrario. La cosmética convencional abusa de ingredientes de relleno sin propiedades cosméticas para la piel, como parafinas, o siliconas, que únicamente consiguen "efecto de", pero no nutren la piel. Además no es una cosmética afín a la piel, y es por ello que para que penetre en la piel hacen uso de nanopartículas arrastrando todo hacia el interior de la piel hasta los ingredientes tóxicos. La cosmética orgánica, en su fase oleosa utiliza aceites vegetales o ceras, con innumerables beneficios para la piel, pues están repletas de minerales, de vitaminas, de ácidos grasos, muy necesarios para la piel. Además es absorbida de forma rápida por la piel, ya que la piel la reconoce como un alimento del que nutrirse, quedando la piel con un aspecto saludable y confortable.

  • Me gustan los productos de marca convencionales y me van muy bien, no tengo problemas de piel, es más tengo una piel muy agradecida, le puedo poner cualquier cosa.

    El tema del gusto y las sensaciones es algo muy personal, pero ten en cuenta que la toxicidad de los ingredientes no tiene nada que ver. Las parafinas (derivados del petróleo) por ejemplo, tienen una buena textura, y un alto grado de tolerancia, y sin embargo se nos pueden acumular en los riñones cuando las ingerimos a través de los labiales, o de los productos de higiene íntima. La cosmética orgánica consigue hoy en día sensaciones igual, o más placenteras que la cosmética con siliconas y parafinas, sin los peligros que éstas conllevan.

  • La cosmética de lujo convencional no tiene los riesgos de la cosmética convencional de precios más moderados.

    Hay estudios de la OCU que han desvelado que incluso hay cosméticos de lujo que hidratan menos que los moderados, que utilizan derivados del petróleo y conservantes perjudiciales.

    El marketing de las marcas de lujo, las posicionan a estas creando su propio universo consigue que la gente les siga sin cuestionar nada, hacen soñar con su propio mundo, pero eso no es real ni práctico si lo reducimos todo a lo que dice la ciencia, que la piel es un órgano y hay que nutrirlo de forma saludable. El lujo se posiciona con la moda, cuando lo funcional, práctico y efectivo es que se creen productos en los que haya un dialogo con el cliente, evolucionen con el tiempo y sean flexibles para adaptarse a climas, polución, etc.

    Es muy fácil enamorarse de ciertas marcas y productos, conocidos, anunciados y muy valorados. Pero una simple lectura del INCI (ingredientes) es suficiente para ver el desproporcionado precio que se paga, y te preguntas, ¿Cómo es posible alimentar la piel y parte del organismo día tras día con semejante productos? ¿Cómo puede ser que independientemente de dónde compras los productos y de su precio, estén todos ellos cargados de componentes tóxicos y nocivos para el ser humano? En definitiva, te preguntas cómo es posible perjudicar tu piel con petróleo cuando el objetivo que persigues es justo el contrario.